¿Cuándo hablamos de un problema de agresividad?

665 580 505
¿Cuándo hablamos de un problema de agresividad?

En algunos casos hemos tenido que tratar a personas con problemas de agresividad en Valencia. Si no se pone un remedio rápidamente es posible que la situación se complique, llegando a crear verdaderas situaciones de riesgo para las personas del entorno. Pero, ¿cuándo se puede hablar realmente de una conducta agresiva? Eso es lo que vamos a explicar a continuación.

En realidad, los trastornos de comportamiento agresivo o destructivo se pueden identificar con cierta facilidad, porque implican rabietas, agresiones físicas, discusiones excesivas, robas u otras formas de desafío o resistencia a la autoridad. No obstante, en el caso de los niños suelen llamar la atención cuando interfieren con el rendimiento escolar o en las relaciones familiares y con los compañeros. Además, con el tiempo se suelen intensificar.

Debemos saber que cuando hablamos de agresión nos referimos a un acto dirigido a causar dolor o a dañar de algún modo a una persona o a un objeto. Está directamente relacionada con la incapacidad de las personas para controlar sus emociones, con una baja tolerancia a la frustración y con un bajo nivel de autocontrol. La cólera y la ira mal canalizadas se encuentran en la base de este tipo de conductas. Por supuesto, un comportamiento agresivo complica aún más las relaciones sociales que se van estableciendo con el paso del tiempo.

En caso de que tengas a un hijo que presenta problemas de agresividad en Valencia, te sugerimos que acudas a hablar con un profesional cuanto antes para que intente buscar una solución satisfactoria.

En el Centro de Psicología Amparo Galán Pellicer hemos tratado a personas con estos problemas. Podemos ayudarte también en caso de que estés sufriendo problemas de alimentación o en un proceso de depresión.