Cuando nos proponemos ir a terapia de parejas en Valencia puede ser porque existen varios puntos de vista que hacen que los problemas que hay en una relación sean percibidos de distinta manera por cada uno.

Uno de los motivos principales por los que acudimos a la terapia de parejas en Valencia es por los fallos en la comunicación, algo tan simple pero que puede generar un grave problema. También puede ser por los problemas en las relaciones íntimas, abarcando más allá que el campo de la sexualidad; quizás, por no recibir unas simples caricias, abrazos... gestos que te demuestren cariño por parte de tu pareja.

Otra razón es que se produzca una crisis puntual por alguna circunstancia que no tiene que ver directamente con la relación pero que influye en nuestro estado de ánimo y acaba afectando, como por ejemplo: el fallecimiento de un ser querido, malestar en el trabajo, ansiedad...

Los planes de futuro o incluso los hijos pueden resultar, a veces, un inconveniente para disfrutar de esos momentos de intimidad que había en una pareja, tendremos que encontrar diversas herramientas y métodos para intentar solucionar esto y que no nos repercuta en nuestra relación.

No debemos confundir determinadas situaciones como pueden ser los casos de amenazas o violencia doméstica con otros problemas más comunes de la relación; en el caso de que se produjera eso, hay que tomar las medidas necesarias para estar a salvo y no sería una opción suficiente acudir a terapia para solucionarlo.

Algunas veces pensamos que nuestra relación va horriblemente mal, pero posteriormente hay un momento agradable en el que nos podemos replantear si lo que pensábamos que estaba mal era así o no. Todas las relaciones pasan por diferentes fases y pueden llegar a ser muy variables, por eso en el Centro de Psicología Amparo Galán Pellicer podemos ayudarte en cada situación.