¿Cuáles son las situaciones habituales que nos llevan a recurrir a una terapia de parejas en Valencia?

Discusiones frecuentes, problemas sexuales, celos patológicos, infidelidades… todas ellas son situaciones potencialmente conflictivas que pueden llevarnos a visitar a un psicólogo de parejas con relativa facilidad. Sin embargo, ¿te has llegado a plantear alguna vez cómo nos afecta el trabajo en nuestra relación?

Como parece evidente, la influencia de la vida laboral sobre nuestra vida sentimental dependerá fundamentalmente del peso que le demos a la primera de ellas. O, dicho en otras palabras: cuanto mayor sea este peso, más se agrandará el desequilibrio entre ambos sectores de nuestra vida. Así, la adicción al trabajo se erige como otra de las razones potencialmente conflictivas que puede llevarnos a realizar una terapia de parejas en Valencia.

Pero ¿cuáles son las características típicas del trabajador adicto?

- Necesidad irreprimible e incansable de trabajar. Nunca parece suficiente. Horas extras como la tónica habitual.

- Omnipresencia del trabajo en la vida del adicto, el cual se alza como la cuestión central en sus pensamientos, preocupaciones, conversaciones, planes, etc.

- El trabajo conquista parcelas privadas, hasta el punto de que el adicto se llevará trabajo a su casa muy frecuentemente.

- Altos niveles de ansiedad y estrés.

En consecuencia, todo lo demás (pareja incluida) quedará en un segundo plano. Y en ese caldo de cultivo, el reproche puede llegar a instalarse como un fenómeno constante por parte de la pareja, quien reclama inicialmente su porción de atención y tiempo del adicto, pudiendo dicha situación derivar en poco tiempo, desde la frustración, la ira y el resentimiento, hacia la resignación (que se manifiesta en forma de indiferencia, incomunicación y silencio). Y esto es el principio del fin.

Si notas que tu trabajo (o el de tu pareja) está comenzando a afectar negativamente a tu relación, puedes contactar con nuestro gabinete de psicólogos en Centro de Psicología Amparo Galán Pellicer.